0

El 'Homo sapiens', un animal religioso desde hace 13.000 años

Posted by Daniel on 20:04 in , , ,

El 'Homo sapiens', un animal religioso desde hace 13.000 años



Los conceptos del bien y el mal se codificaron por primera vez a través de ceremonias y ritos religiosos, según esta teoría / La necesidad de reforzar la pertenencia a una tribu fue la clave de este proceso.

EL 'HOMO SAPIENS', UN ANIMAL RELIGIOSO DESDE HACE 13.000 AÑOS.

El psicólogo evolutivo Michael Shermer explora en un nuevo libro el origen común de las creencias religiosas y las normas éticas de convivencia. Psicólogo y Doctor en Historia de la Ciencia, además de fundador del Skeptics Magazine. Su lucha contra la superstición y el pensamiento no científico se ha traducido en media docena de libros y multitud de artículos en revistas de relevancia internacional

CARLOS FRESNEDA. Corresponsal del diario El Mundo NUEVA YORK.-

Los paleontólogos estiman que el Homo erectus controló el fuego hace un millón de años, pero no hay pruebas que permitan descifrar cuándo saltó la chispa de Dios. ¿Cómo surge el sentido religioso? ¿En qué momento se produce el «salto moral»? ¿Tienen los animales la noción del bien y del mal que se supone tenemos los hombres?
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La psicología evolutiva lleva varias décadas intentando encontrar el eslabón perdido entre el animal social y el animal moral, y uno de los más celebrados intentos es el de Michael Shermer, autor de “The science of good and evil” (La ciencia del bien y del mal).

Sostiene Shermer que los «sentimientos premorales» de los primates y de los homínidos evolucionaron paulatinamente hacia el «sentido moral» a lo largo de 90.000 años, cuando el Homo sapiens vivía aún desperdigado en pequeños grupos. La noción de la tribu, hace unos 13.000 años, fue en su opinión el gran avance. Los hombres necesitan de pronto un faro que les ilumine: unas normas de convivencia que les permitan ir más allá del mero instinto de supervivencia y les refuerce su sentido de pertenencia al clan. «Es entonces cuando esos pensamientos morales se codifican por primera vez en la forma de preceptos, ceremonias o ritos», afirma Shermen. «Antes de que surgieran las leyes, antes de que se crearan las instituciones, la religión toma cuerpo como la primera forma de canonizar los principios de comportamiento de los hombres».

¿Hace falta creer en Dios para distinguir el bien y el mal?
¿Podemos aspirar a un comportamiento «moral» sin comulgar con una religión?
¿Si los hombres son éticamente «superiores» al resto de las especies, por qué seguimos glorificando la violencia y las guerras?

Preguntas de libro para un Viernes Santo. Enigmas ancestrales que Michael Shermer, en su doble vertiente de psicólogo e historiador de la ciencia, intenta contestar en media docena de títulos (A la sombra de Darwin, Cómo creemos, Por qué la gente cree en cosas extrañas) y en su labor al frente de la Sociedad de los Escépticos y de la revista Skeptic.

Shermer insiste en que el «sentido de la moralidad» de la especie humana existe más allá de la religión e independientemente de la creencia en Dios. El psicólogo admite, sin embargo, el papel de las religiones como «elemento regulador de las interacciones humanas» y como mecanismo atenuante de «la avaricia, la venganza y otros instintos primarios».

Herramienta de poder
Pero la religión, advierte Shermer, se convierte también en herramienta de poder en la transición entre la tribu y la civilización: «Los hombres se mueven por jerarquías, como los primates. Los hombres necesitamos reglas, y una estructura social que las refuerce. La religión facilita esa estructura, y Dios es el que refuerza (...) La religión organizada alcanza la mayoría de edad hace unos 5.500 años y sirve para cubrir muchas funciones, como la justificación del poder por la élite».

Shermer pone entonces sobre la mesa el dilema planteado por el biólogo de la Universidad de Harvard, Edward Wilson. En un lado tenemos a los trascendentalistas, que piensan que la moralidad existe más allá de la mente humana y que nos conecta con las fuentes de la divinidad. En el otro, los empiristas, encabezados por el propio Wilson: «Creo que los valores morales proceden de los seres humanos, exista o no exista Dios». A medio camino entre una y otra orilla, tendiendo un puente ficticio entre la ciencia y la religión, se sitúa Michael Shermer: «Mi tesis es que la moralidad existe fuera de la mente humana, no como un rasgo de los hombres como individuos, sino como una manifestación del hombre universal». «Creo que la evolución ha dejado una traza a lo largo de miles de años», afirma el doctor Shermer. «Los hombres han creado la moralidad y la ética, pero no hemos sido exactamente nosotros, han sido nuestros ancestros del Paleolítico y todos los que vinieron después. Nosotros no hemos hecho más que heredar ese sentido moral y adaptarlo a nuestras circunstancias históricas».

Shermer concluye, como hizo Darwin, que la moralidad «es el dominio exclusivo del ser humano» y que a lo máximo que llegan los primates y los mamíferos más evolucionados es a tener esos «sentimientos premorales» o intuitivos que nuestra especie dejó atrás hace decenas de miles de años.
  • Shermer, Michael (2008): “Por qué creemos en cosas raras. Pseudociencia, superstición y otras confusiones de nuestro tiempo”. Ed. Alba.
  • Shermer, Michael (2004) “The science of good and evil : Why People Cheat, Gossip, Care, Share and Follow the Golden Rule" Times Books”
  • Shermer, Michael (2006): “How we believe” Freeman

|

0 Comments

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2009 Digitácora All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.

Bookmark and Share